puertas de seguridadA la hora de elegir la puerta de entrada para tu hogar, prima siempre la seguridad, aunque se trate de un piso y disponga de otros sistemas de seguridad del propio edificio. Existen una serie de elementos que debes tener en cuenta a la hora de elegir puertas de seguridad.

Recuerda que en el mercado puedes encontrar puertas que se clasifican según el nivel del certificado de seguridad. Es importante tenerlo presente, según las mismas necesidades de seguridad de la vivienda. El grado de seguridad también depende del tipo de puerta. Por ejemplo, si es acorazada, blindada, metálica o de chapa de madera maciza.

  • El material: Elige puertas de seguridad con materiales sólidos y macizos. En el mercado existen puertas de láminas de madera que disponen de un núcleo de madera sólida que también ofrece una buena seguridad. Lo más aconsejable es instalar puertas blindadas de chapa de acero que ofrecen una gran resistencia. Pero además están diseñadas para reducir el ruido, aislar térmicamente la vivienda y ofrecen máxima durabilidad.

Las Cerraduras: La cerradura es fundamental para evitar robos. Siempre hay que elegir una cerradura de alta calidad. Además, incluir cerrojos fuertes que puedan soportar la acción de una palanca o golpes con martillos. Es el método habitual que emplean los ladrones y muchas cerraduras corrientes no soportan estas acciones y acaban venciéndose. Siempre se debe instalar cerradura con doble cilindro sobre todo si hay ventanas de cristal cerca de la puerta.

Normalmente las puertas de seguridad disponen de cilindro europeo con protección anti taladro. Las puertas de seguridad también deben contar con bulones que son los anclajes laterales que ayuden a reforzar la entrada. Siendo ideal que se cerrarán de forma independiente a la cerradura, de esa forma el ladrón tiene que emplear doble de tiempo para abrir una puerta.

  • Instalar mirilla. Es algo necesario para completar cualquier sistema de seguridad. Siempre hay que tener mucho cuidado a la hora de abrir la puerta a desconocidos. Con la mirilla sabremos siempre lo que nos vamos a encontrar detrás de la puerta. Por ello a pesar de su simplicidad constituye un elemento de seguridad muy relevante.
  • Marco: Este elemento también es fundamental para ofrecer la seguridad que se necesita, aunque muchas veces pase desapercibido. Para ello es importante elegir material de calidad para los dos largueros y el cabezal.
  • Acorazada o blindadas. Sin duda no podemos negar que la hoja de la puerta es el elemento esencial para la seguridad.  Las puertas acorazadas ofrecen un máximo nivel de protección, aunque su precio es el más elevado del mercado. Estas puertas disponen de acero también para los largueros y el cabezal. Es decir, también se refuerza el marco.  Si no se cuenta con ese presupuesto, siempre se puede recurrir a las puertas blindadas que ofrecen un buen nivel de resistencia. La calidad de la seguridad dependerá del grosor de la puerta blindada. Por su parte las puertas metálicas también pueden ofrecer un nivel de seguridad similar a la acorazada.
Como elegir puertas de seguridad para casas
Tagged on: